Los pies son un elemento de alta complejidad, irremplazables en la marcha y en el equilibrio corporal ya que son fundamentales para cubrir las exigencias de nuestro apoyo y locomoción del día a día.
Los pies, como todos sabemos, son los encargados de realizar infinidad de movimientos complejos, con el fin de hacer la pisada, por lo que su cuidado y mantenimiento es imprescindible, sobre todo en la atención geriátrica.
Durante toda nuestra vida, sometemos a nuestros pies a continuos estímulos de presión por el peso del cuerpo, además de diversas alteraciones vasculares y articulares que se traducen con el tiempo en callosidades y deformidades de los dedos. Si a todo ello, le añadimos las enfermedades congénitas, el envejecimiento, el estrés, aparecen las alteraciones tanto dermatológicas como estructurales del pie. A ello nos referimos como el pie geriátrico.
Además, debemos sumarle los numerosos daños de diversos calzados que hemos usado en los pies a lo largo de toda una vida, sobre todo en el caso de la mujer con el uso de los tacones.
Los expertos señalan que esta patología es muy amplia, por lo que se sufre en más de una ocasión, más de una alteración en el pie.
Para que todas estas alteraciones no afecten a nuestra calidad de vida, debemos seguir unas pautas y recomendaciones para evitar las numerosas dolencias del pie geriátrico.
Tratamiento
Debemos destacar siempre la prevención, ya que una vez instaurada la patología es difícil llevar su tratamiento.
• Evitar ciertas posturas. Debemos apoyar el pie correctamente realizando una marcha adecuada.
• Realizar ejercicios físicos. Caminar de puntillas y/o en talones varias veces al día son algunas de las prácticas recomendadas.
• Calzado cómodo. Que sea flexible, ancho, holgado para que nos sintamos cómodos en la pisada. Evitar siempre los que sean de punteras cerradas y tacón alto.
• Correcta higiene. Un correcto lavado y secado del pie a diario, sobre todo en la zona interdigital, la que se encuentra entre los dedos.
• Cuidado de las uñas. Asistir a control podológico continuo para su supervisión.

En La Casa del Pie Ltda, contamos con el tratamiento para tratar el pie geriátrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *